Sábado, 05 de Noviembre de 2016

De Ramon Griffero

Irrupciones conceptuales
Poéticas de textos para una Poética de espacio
Estos textos están escritos para múltiples instalaciones que se arman y desvanecen, produciendo una sensación de laberinto mental donde ideas, sueños, deseos se intertextúan con un mundo de imágenes plásticas y conceptuales, o puntos de realidad que van entregando una percepción paralela a aquella de la acción verbal descrita.

En este sentido, la propuesta escénica espacial dará cuenta de un espacio único, delimitado donde los personajes se instalan de principio a fin del espectáculo –sin entradas ni salidas- y adoptan diferentes posiciones y dinámicas de acuerdo con las situaciones dramáticas de la obra. Así, a la manera de un museo cerebral, los espectadores asisten a la presentación/representación de las fantasías y deseos inherentes a la propia condición humana.

Los fragmentos de deseos, de fantasías –que son las de toda la humanidad-, los encuentros y desencuentros de cada individuo a lo largo de su vida, se presentan dirigidos, sin intermediarios, a los espectadores/asistentes al “museo interno”.

Además de las imágenes que provoca el discurso propio de los personajes –a la manera de soliloquios fragmentados-, la propuesta escénica está atravesada por el lenguaje de la tecnología que, a modo de representación de ese mundo interno, proyecta sobre los cuerpos de los personajes también el dibujo de sus deseos y fantasías. Las imágenes proyectadas sobre el dispositivo escenográfico y sobre los cuerpos a través del vestuario se suman al imaginario concreto de la puesta de la puesta en escena.
Los personajes son hablantes innominados , cada cuerpo asume diversas voces... hay voces que vuelven a emerger de un cuerpo olvidado, hay otros que son las memorias de otros que hablan por tu cuerpo, hay voces que son registros-grabaciones. Hay personajes a desentrañar que contienen a los otros. Hay hablantes en el presente-del pasado y otros del deseo.

En este sentido, esas “voces” saldrán de los cuerpos, a veces límpidas/reales, a veces distorsionadas, alejadas. En ocasiones también la puesta conlleva una propuesta escénica coral por la cual los hablantes quedan indiferenciados.

Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad