Miércoles, 03 de Febrero de 2016

Un profesor, ya anciano, da clases particulares a una alumna que se prepara para un doctorado. Durante la clase, que es interrumpida constantemente por la sirvienta, el profesor se encuentra con la dificultad de enseñar y comunicarse con su alumna, lo que lo irá transformando en un personaje agresivo que luchará en vano contra sus propios instintos. Presa del pánico, pide ayuda a la sirvienta, y se transforma en un ser desamparado y temeroso. La sirvienta ayuda al profesor a esconder el cadáver mientras llega otra alumna, que hace que este ciclo asesino comience de nuevo.
Los personajes están sumergidos en un mundo sin sentido. En esta pieza teatral de Ionesco se pueden observar situaciones humorísticas marcadas por la crueldad o el desamparo de sus protagonistas.
El espectador ríe pero también se cuestiona por qué la víctima no abre la puerta y huye: la alumna no escapa porque no puede o porque no se le ocurre.. No es consciente de su sufrimiento ya que no tiene libertad.
En "La lección" los personajes no tienen metas claras, ni deseos definidos, simplemente se dejan llevar por la pautas que impone la sociedad que los empuja hacia un final extremo.





e-planning ad