Sábado, 23 de Enero de 2016

Un ensayo sobre la futilidad y levedad de la vida... La puesta en escena, comprometida con asociaciones y fantasías personales sobre aquellos que serán nuestros últimos minutos, intenta una suerte de rito de paso desde la nada y hacia la nada... Morir es un acto invariablemente solitario que incluye un secreto: ¿Qué hemos significado y, además, qué significaremos después de nuestra desaparición? ¿y el de la vida? La Piel... es un texto perturbador que merece la experiencia de ser irradiado desde el escenario para tentar, entonces, sus posibilidades de activar el imaginario del espectador.




e-planning ad