Sábado, 16 de Enero de 2016

De Arístides Vargas

El exilio comienza cuando comenzamos a matar las cosas que amamos, pero no las matamos de una vez, tal vez en años…”
Dos personas se encuentran por casualidad en un lugar que puede ser cualquier lugar del mundo y se reconocen como oriundos del mismo pueblo: “Nuestra Señora de las Nubes”. Así, comienzan a recordar la historia de ese lugar, del lugar de donde una vez fueron. En sus recuerdos, vagos y borrosos por momentos (tal vez inventados algunos?), van apareciendo los personajes, los hechos, las anécdotas de un pueblo, que como cualquier otro, pasa de lo ridículo y pintoresco a lo más terrible y perverso. Desfilan personajes que nos traen a la memoria los arquetipos de una comunidad conocida. A través de estos personajes, a veces ridículos y cómicos, a veces tiernos y humanos y a veces crueles, la obra trata de los problemas esenciales de la condición humana: la soledad, el amor y el desamor, la discriminación, la búsqueda de la utopía. Pero también detrás de esta historia, se filtra algo más oscuro. La sombra de las dictaduras, la censura, la inocencia burlada, la tiranía.
La obra tiene una estética cercana al realismo mágico, con algunos toques de absurdo, salpicado con un humor sutil y un texto sumamente poético. Es una obra que divierte y conmueve simultáneamente al espectador.

Este espectáculo formó parte del evento: Fiesta Nacional del Teatro - Venado Tuerto 2013





e-planning ad