Miércoles, 26 de Octubre de 2016

De Federico García Lorca

Trece mujeres en escena.
La Casa de Bernarda arde en un verano interminable.
Entre el calor y el deseo, el encierro y la dominación, ellas despliegan sus alas en abanico de tragedia.

“Nacer mujer es el mayor castigo”

“La casa de Bernarda Alba”, del poeta y dramaturgo español Federico García Lorca, fue escrita en 1936, poco antes de morir, aunque se publicó póstumamente, en 1945. Muestra la maestría con la que Lorca aunaba la tradición con la vanguardia. La tradición aparece en la representación de la represión ejercida sobre las mujeres.

Bernarda Alba acaba de perder a su segundo marido y bajo su mando le quedan cinco hijas solteras, a quienes impone un luto de ocho años. Víctimas del fanatismo religioso de la madre, las cinco hermanas padecen una vida de encierro y frustración dentro de una casa infernal. Sin embargo, la menor de las hijas no está dispuesta a dejarse vencer por su madre y, mucho menos, a abandonar el amor de los hombres.

Lorca defiende las decisiones personales frente a las convenciones sociales e invita a reflexionar sobre el conflicto permanente entre la realidad y el deseo, el amor y la muerte.

La obra despliega en simultáneo diversos códigos de actuación, imagen y sonido. Trece mujeres, un músico en vivo, y una puesta diferente, con la belleza y el rigor que caracterizan al Teatro de Repertorio.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad