Sábado, 22 de Octubre de 2016

De Raul Garavaglia, Miguel Iglesias

DIOS: Eran tiempos de confusión. La raza erigida no diferenciaba entre la virtud y la maldad. La noche más oscura cayó entonces sobre la pobre tierra. Y los que habían sido creados a imagen y semejanza, temblaron ante la imagen vista. El mundo como era conocido dejo de existir. Las aguas crecieron, la tierra desapareció. Caos.

Algunos fueron elegidos, para viajar en una nueva arca, no por sus virtudes ni capacidades, ni por nada que se le parezca sino por un capricho divino, o mi divino capricho, para refundar la raza.

Y por allí van.navegando sin horizonte ni tierra a la vista. Será su tarea interpretar el sentido que le darán a la nueva humanidad. Flotaran durante siete días y siete serán las noches. El mismo tiempo que use yo para crear la vida.


Clasificaciones: Teatro




e-planning ad