Domingo, 17 de Enero de 2016

De Mickael De Oliveira

El cuerpo de la juventud es el lugar por excelencia del horror y de la política.
Ante la sociedad del cuerpo, donde una película porno hard-core sirve la didáctica para el aprendizaje erótico, el cuerpo deja de ser un misterio. El horror es más que una reacción momentánea a algo, un estado profundo en el que nos reconocemos fuera de los misterios, fuera del mundo animal.
La obra trata de la desnudez del cuerpo como forma de anunciar los contenidos viscosos que horrorizan y seducen; trata de profanar el cuerpo, su belleza, revelando en primero término sus partes secretas. Lo obsceno, la blasfemia, la apertura a todo lo posible. Ante un escenario político y económico decadentes, los intérpretes trabajan dentro un círculo de atracción y de horror, ofreciendo una incursión por la imposibilidad de volver a ser ingenuo.

Duración: 80 minutos




e-planning ad