Jueves, 25 de Agosto de 2016

Luego del éxito de la dupla Sbaraglia - Tarrés en su espectáculo sobre textos de Rodolfo Walsh, Tarrés redobla su apuesta junto al actor y director Rubens Correa, en una obra que desnuda los costados más crudos del poder y sus mecanismos de sometimiento.

En los cuentos de Julio Cortazar, Correa y Tarres encuentran los disparadores de este espectáculo performático que combina actuación, música, electrónica y cine; imagen, palabra y sonido, para contar una historia en un mismo tiempo y espacio, con entrelazamientos calculados y encuentros fortuitos.

“El territorio del poder” Un espectáculo de Leonardo Sbaraglia y Fernando Tarrés Sbaraglia - Tarrés en nuevo espectáculo de música, imagen y palabra El actor Leonardo Sbaraglia y el músico y compositor Fernando Tarrés, están llevando a escena una nueva producción en conjunto: la obra El territorio del poder, basada en textos originales inspirados en las ideas del filósofo francés Michael Foucault. Tras su exitoso trabajo anterior en conjunto, dedicado al escritor y periodista Rodolfo Walsh, la dupla Sbaraglia-Tarrés llega ahora a esta nueva experiencia en escena. El territorio del poder propone un recorrido, oscuro y profundo por distintos hitos de la historia que van desnudando la naturaleza de la condición humana. La obra está organizada en distintos cuadros que tienen como protagonistas a personajes, lugares y acontecimientos de la historia, pero el hilo del guión es el mismo: el afán de poder y dominación. “Cada escena es un monólogo completamente diferente al anterior, cada historia ocurre en un tiempo y un lugar distinto -cuenta Fernando Tarrés-. En uno de los cuadros, Sbaraglia encarna al psiquiatra que inventó, en Italia en 1939, el tratamiento por electroshock; en otra escena es un escritor judeo - italiano que sobrevivió a los campos de concentración; y en otra es un cronista en tiempos de la Roma de Julio César”. Leonardo Sbaraglia expresa con sutileza y maestría el equilibrio entre la lectura, el relato y la actuación en la interpretación de los textos. Fernando Tarrés es el director artístico de la puesta, y está a cargo del arte visual y la intervención del sonido en tiempo real, acompañado por dos de los mejores músicos argentinos, como son el violinista Damián Bolotín y el trombonista Pablo Fenoglio. “Si bien el texto pone en evidencia una faceta descarnada de la persona humana, la obra rescata una beta de luz y optimismo y Sbaraglia en escena es, en definitiva, un hombre aferrado a los últimos vestigios de humanidad que canta su canto esperanzado y nos devuelve la fuerza y la voluntad de creer en el hombre, que en definitiva es capaz también del heroísmo, de la virtud, de la búsqueda y la creación”, concluye Tarrés.

Clasificaciones: Narración, Artes Escénicas, Musical, Adultos




e-planning ad