Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Liliana Pécora
Un espectáculo musical que te transportará a un Palacio del lejano Oriente durante la ceremonia de elección de las esposas del Sultán.
Las más bellas y sensuales danzarinas de diferentes clases sociales se presentaban a esta selección para la cual habían sido preparadas desde niñas. Allí con sus magníficos vestuarios de sedas y gasas, con sus velos cubriendo parte del rostro, las largas faldas que sugerían sus encantos bailaban para agradar al Sultán y presumir entre ellas.
No faltaban los chismes y envidias entre estas exóticas y sensuales mujeres que provocan grandes disputas.
La madre del Sultán era la encargada de elegir a la esposa. Durante la ceremonia de casamiento uno de los rituales más importantes era "La Danza del Candelabro". Allí una danzarina conducía el cortejo y ejecutaba su baile llevando un candelabro en la cabeza con velas encendidas. Era una manera simbólica de iluminar el camino de la nueva pareja como una forma de atraer más felicidad a la misma. A pesar de que la última palabra la tenía la madre del Sultán nunca se imaginaron que "el amor podía ser más fuerte", y vencer las diferencias culturales.
Clasificaciones: Danza - Teatro




e-planning ad