Jueves, 22 de Septiembre de 2016

De Susana Szperling

El arenero, que esta generalmente reservado para los niños, será extrañamente habitado por adultos; los cuales al intervenir el espacio producen diferentes imágenes y sensaciones. El músico con su acordeón y set de instrumentos podrá convertir el arenero en alguna otra cosa: un cráter, la playa, un set, una fiesta. Los bailarines, como camaleones, mutan su aspecto con el transcurrir el tiempo.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Recorrido Parque Patricios: Ciudanza 2013

Clasificaciones: Danza




e-planning ad