Martes, 23 de Agosto de 2016

De Carlota Berzal, Pilar María Bueno Amarillo, Noemí Fuentes Morillas, Marta Muñoz Fraile, Lola Ortiz Recuero

Cuando tú y yo, hombre y mujer, nos unimos en coniunctio, nace una corriente que es el agua divina, el reencuentro con lo eterno que soy, el oro alquímico.

Nuestro punto de partida arranca desde el fuego transmutador y es una invitación a nuestra casa sagrada, a aquello que emerge de nuestras profundidades. Bajo la atmósfera emocional que se vivencia y en la que el espectador se ve reflejado, existe un tempo lento que subyace en la misma. Este ritmo lento acompaña al espectador en momentos donde la atmósfera creada es de una gran carga emotiva. La obra hace poesía entre lo espiritual y lo cotidiano, entre lo dramático y lo cómico, combinando con gran plasticidad elementos visuales, auditivos y expresivos corporalmente.

Vivenciamos in situ nuestra relación con la locura, con lo más denso de nuestro ser. Mostramos los introyectos aprendidos desde la infancia y los problemas de establecer límites con el otro. Mostramos nuestro miedo al espectador, real y auténtico, de ser juzgado y lo atravesamos aceptándonos. Criticamos los ideales de belleza impuestos en el cuerpo y hablamos de él, desde lo cómico a las heridas silenciosas que sin embargo gritan qué ocurre con nuestro ser.
Jugamos las formas dañinas de acercarse al hombre y finalmente abrazamos a la niña interior y la liberamos. Nos convertimos en adultas acabando con el ideal del padre que ha estado siempre presente. Matamos al padre y dejamos crecer al hombre dentro de nosotras. La niña se convierte en mujer, masculino y femenino se unen en un estallido de alegría que compartimos con el público. Esto es lo alquímico de la obra.

Estructurada en cinco partes, correspondiente a las fases de la Alquimia, viajamos entonces desde lo oscuro a lo luminoso, deteniéndonos como guerreras en cada etapa de nuestro viaje. Atravesamos la nigredo, separamos y limpiamos la espesura de nuestra alma con separatio y destilatio. Compactamos con solidificatio y bajo el fuego transmutador unimos con coniunctio. Finalmente mostramos el lapis, nuestra esencia en una danza divina del sol y la luna.

  • TEASER ALQUIMIA PROJECTTEASER ALQUIMIA PROJECT
Duración: 75 minutos




e-planning ad