Sábado, 16 de Enero de 2016

De Fernando Camps Palacios

Absurdo o algo así.

Un analista que no cree en su rol de analista. Un paciente con poca paciencia que resiste a todo análisis. Diálogos inconexos, monólogos paralelos, una relación bizarra que exige reflexión. Todo analista necesita siempre de su paciente, pero el paciente ¿necesita siempre del analista?

Cuando el lenguaje no alcanza para comunicar y los roles no están del todo claros, la terapia puede ser una trampa más, un juego siniestro como tantos, un intento peligroso de evasión. Si la salida no es caer en ella, la pregunta es si estas a tiempo de salir.

http://youtu.be/z38ENQ3w-So

Duración: 50 minutos




e-planning ad