Lunes, 18 de Enero de 2016

De Juan Memsit
La historia de "Aroma de Tango", nos brinda a través de la actuación, el canto y la danza la verdadera historia tanguera, descacarando, desde la actualidad la época arrabalera. Es un ida y vuelta hacia el pasado, permitiendo disfrutar el origen del fenómeno Tango; ése género que tanto caracteriza a nuestra bohemia Bs.As. El Tango da su veña situándose en el Buenos Aires del 2000, en un Bar-Restaurant llamado "Laura", en el que su dueña; decide contratar otro mozo para reforzar el plantel. La llegada de un supuesto postulante; un misterioso parroquiano de profesión abogado; provocará en la dueña el recuerdo latente de su verdadera escencia tanguera; ya que ese lugar existió allá por el 1900 y era de su bisabuela llamada Laurentina Monserrat. Ambos personajes, junto con la contadora del lugar y un joven adolescente; ponen de manifiesto el Aroma de Tango presente en ese sitio; engarzándose el relato con el cantor, el cual con su voz dibujará las letras de los tangos. La danza se abrirá desde el suelo a través de los cuerpos de los bailarines. "Aroma de Tango, abre sus puertas a los duendes del pasado, reviviendo en su lugar de origen a: Laurentina Monserrat, El Civico, La Moreira, El Cantor y hasta el famoso canillita Josecito de esos lares; así conoceremos en toda su magnificencia la calidad humana de estos seres y su convivencia con la sordidez del arrabal. "Aroma de Tango" es el presente de una filosofía de vida, es el equipaje que todos llevamos adentro, es simplemente "Tango", el cual está en la pared desnuda que muestra una grieta de dolor, en la caricia más lejana, en las lágrimas que no lloramos pero alguien lloró. "Aroma de Tango" expresa el amor y el respeto a todos esos seres que lucharon e hicieron posible que el Tango fuera aceptado: porque el "Tango" no discrimina. Dejándonos ese perfume indiscutible de la auténtica Buenos Aires. Por nuestra verdadera Identidad!




e-planning ad