Lunes, 22 de Febrero de 2016

De Gonzalo Orihuela

Las composiciones y las improvisaciones de los seis intérpretes se entretejen, entre y durante el baile, logrando un lenguaje único de sonido y movimiento.

Esta obra fue impulsada por el deseo de que los intérpretes, tanto los músicos como los no músicos, participen en conjunto de la creación sonora del espectáculo. Desde este punto de partida se ha buscado que los intérpretes tengan el mayor control posible de todo lo que sucede en el escenario. Es así que los artistas tienen la dura tarea de realizar en escena tanto tareas técnicas como artísticas y coreográficas como musicales.

Cram combina tango con danza contemporánea, teatro y música en vivo. Composiciones que son el resultado de horas de investigación y entrenamiento donde el movimiento y la música se crean mutuamente y de forma encadenada, mediante improvisaciones musicales, dramáticas y de baile. Las coreografías se entrelazan en un ambiente sonoro único y un lenguaje del movimiento propio.

Duración: 70 minutos
Clasificaciones: Danza - Teatro, Musical, Teatro




e-planning ad