Domingo, 17 de Enero de 2016

Como los viejos actores trashumantes que de pueblo en pueblo iban contando historias, así fue concebido este espectáculo.

De allí su título; los actores como los ladrones tomamos historias ajenas para hacerlas propias.

Quizás el espíritu que más lo define son un manojo de textos para pasar de una emoción a otra e ir tocando zonas sin el menor esfuerzo psicológico, en donde cada texto o poema crea un universo propio y la totalidad de ellos una propia unidad para que se produzca un hecho teatral, hecho carne, aquí y ahora y se cumpla con lo que Lope de Vega decía: “Para hacer teatro se necesitan tres cosas: un tablado, un actor y una pasión”.

Y jugando para finalizar: “No voy a levantar el telón para alegrar al público con un juego de palabras, ni con un panorama en donde se vea una casa en la que nada ocurre y adonde dirige el teatro sus luces para entretener y haceros creer que la vida es eso... ...No hacer la hiedra parásita, aún cuando uno no sea un roble o un tilo; no llegar muy alto, quizá, pero llegar solo!”.

Los poetas seleccionados son: Federico García Lorca, Nicolás Guillén, Edmund Rostand, Oliverio Girondo, Pablo Neruda, Rafael de León, Raúl González Tuñón, León Felipe, Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez.





e-planning ad