Sábado, 13 de Febrero de 2016

De David Zambrano

Unipersonal, creado e interpretado por David Zambrano.

Mi nombre es Jesús David Zambrano. Provengo de una familia grande con muchos hermanos y hermanas. Recibí como primer nombre Jesús porque mi madre y mi abuela esperaban que fuera el hijo que se volviera cura. Me enviaron a la Academia militar desde los 13 a los 17 años de edad pensando que si no me volvía cura quizás podría ser coronel como mi padre.

No creo que mi madre y mi abuela se hayan imaginado en algún momento que terminaría siendo bailarín. Cuando bailo esta pieza me visto con un corto saco de invierno creado por el diseñador Brasileño Joan Pimienta, este saco es similar al de los curas. Es lo más cerca que puedo llegar para cumplir sus deseos y esta pieza es sobre el deseo.

La música que escogí para bailar es del compositor eslovaco Vladimir Godar, es un Stabat Mater, himno cantado a la madre de Jesús. Este Stabat Mater en particular es cantado por una mujer gitana a quien conozco muy bien. Su nombre es Iva Bittova y nos hemos presentado juntos ya dos veces. Algo en su manera, su vos y su energía me recuerdan a mi madre y a mi abuela.

El 28 de octubre del 2010, 2 días antes de que tuviéramos una fiesta en nuestra casa de Bruselas, hubo un incendio. Compramos esa casa junto con mi marido Mat y hemos estado arreglándola por más de un año para hacerla habitable. Mat pensó que el incendio había sido su culpa. Cuando los bomberos llegaron, rompieron la puerta de entrada. Mat y yo transformamos la puerta rota y quemada en una mesa, ahí donde las llamas habían lamido la madera, hice unos graffitis con palabras dirigidas a Mat: ¨mi fuego aún arde por ti¨





e-planning ad