Lunes, 09 de Enero de 2017

De Matias Vitali

En algún instante del futuro...
Un hijo regresa.
Una madre lo espera.
Un tipo vive un deja-vú.
Un robot no entiende.
La cosas no salen como lo planeado...


Tras unos largos años un hijo regresa. Su madre que lo espera, ahora desespera. Él no es quien era, es que, ya nadie será quien solía ser... Todos somos como el robot de la casa, nos cuesta mucho entender aquello para lo que no fuimos programados.
"Los hijos no cambian" sentencia Dorita. "Mis ojos son los mismos que te aman y te amarán por toda la eternidad" contestó ella..

Este espectáculo formó parte del evento: Festival Destravarte 2012

Duración: 75 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad