Viernes, 21 de Octubre de 2016

De Norman Briski

Cinco locos estan encerrados en un loquero de manera peculiar. Tienen muchísimas ganas de "como emanciparse".
De repente, uno pasa al otro lado contagiando enormemente la situación. La aventura de otro es ir a tocar el timbre a la casa de "Partido en Dos". Cuando ve a la familia con sus hábitos y costumbres, se va y decide volver al Hospital Borda.
Los otros locos tambien hicieron las expectativas de lo que seria estar en otro lado, pero no paso lo que creían que iba a pasar. Entonces vuelven. Encuentran mas continente en la locura que en la sociedad anónima.
Falta uno. Alguno pudo haberse deflorado. La pregunta es: ¿ El desaparecido, era el mejor? ¿Quién era?.

Hemos sido inducidos por Norman y Osvaldo a hacer un teatro cuyo foco radica en la latencia de las cosas.. A través de la obra, buscamos lo auténtico. Prender fuego lo instalado con la pasión de siete actores anómalos en escena. Compañeros con dificultades. Esas que les dan potencia, libertades de expresar la locura. La ética de nuestro oficio es exigirnos trabajar sobre nuestros deseos. En teatro uno es y puede ser otra persona. El entendimiento queda fuera de nuestro juego. Pasa aquí y ahora y no va a pasar nunca más. Ese es el teatro que buscamos con "Partida Real". La sociedad capitalista produce alienación y locura. Hay salud en el loco al querer escaparse. Lo de afuera es peor que lo de adentro.

Juan Washington Felice Astorga


  • Nota Partida RealNota Partida Real
Duración: 50 minutos
Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad