Domingo, 24 de Enero de 2016

De William Shakespeare

"La historia de la humanidad es una locura, pero para que esa locura sea visible tiene que ser representada en una isla desierta" Jean Kott.

La propuesta escénica de la obra aborda desde una perspectiva contemporánea la compleja realidad de violencia que enfrenta nuestra sociedad y cuestiona la validez del perdón en situaciones de pérdida irreparable. "Al querer que Shakespeare hable hoy a través de nosotros, o al querer hablar nosotros hoy con las palabras de Shakespeare, vimos que se hacía necesario dar una mirada de cerca a esta Isla encantada, cueva y maravilla, prisión y libertad, que resume la historia del mundo, esta isla que es nuestro continente" afirma los actores del grupo.

La obra de Shakespeare comienza con una tormenta planeada por Próspero cuando éste se entera de que sus enemigos, incluido su hermano Antonio, viajan en un navío cerca de la isla donde lleva exilado12 años junto con su hija Miranda. Allí, tejerá cuidadosamente su venganza pero también será objeto de la revolución que planea su esclavo Calibán, dueño legítimo de la isla. Desde la visión de un Próspero que se encuentra al límite de sus fuerzas y de su relación con los seres sometidos a su poder, los personajes de la obra se enfrentan a su propia TEMPESTAD, cuya salvación ofrece la posibilidad de un comienzo nuevo, de la reconciliación entre el pasado y el presente.

En la obra se rompe la trama teatral con la aparición de dos mujeres, no actrices, que fueron forzosamente expulsadas de su tierra y que testimonian la historia de aproximadamente cuatro millones de colombianos desplazados, esta acción crea el espacio para escuchar las voces de la realidad que plantean preguntas como: ¿Para una víctima cuáles son los límites del perdón? ¿Cuál es la relación entre perdón y olvido? ¿Existe esta posibilidad histórica de reconciliación en Colombia? y ¿ podemos perdonar como lo hace Prospero?

"El grupo Varasanta, después de la inmersión en la historia y realidad colombiana en sus últimos montajes, deseaba hacer un espectáculo que buscara la esperanza; fue así como me propusieron la dirección de LA TEMPESTAD," afirma Piotr Borowski





e-planning ad