Martes, 25 de Octubre de 2016

De eduardo rivetto

Dos hombres que migran en sentidos opuestos se cruzan azarosamente y esperan, a lo largo de una noche, la hora propicia para continuar sus caminos. Como fieras agazapadas en la oscuridad, estos seres se iluminan, se revelan, reconstruyen sus historias y la de sus pueblos. Desde esa lonja de tierra sin nombre se pueden ver, a lo lejos, las luces de una ciudad que no espera para darle la bienvenida a nadie, que expulsa aún a los suyos a medida que crece; pero estas criaturas, animales insatisfechos, no renuncian a sus utopías: ser objetos de deseo en una cultura ajena.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad