Sábado, 21 de Enero de 2017

De Roberto Tito Cossa

Humor corrosivo que toca la fibra mas íntima de los argentinos, la vieja y la familia. La ambición y las miserias como punto de encuentro. Considerada como una de las mejores obras teatrales de nuestra dramaturgia en su género. Escrita en los años 70 y vigente en nuestros días.

  • No hay que llorarNo hay que llorar
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad