Sábado, 22 de Octubre de 2016

(sobre el texto de alejandro urdapilleta)
Él se confiesa inevitablemente, por no poder callar. Victima y victimario de su propia necesidad de matar. Sus múltiples caras, sus heridas, las puede contar para no gritar.

Clasificaciones: Monólogos




e-planning ad