Sábado, 22 de Octubre de 2016

De Susana Torres Molina

Descolecho resulta ser el sino de la perturbación cuando ya nada vuelve a ser lo planeado, cuando el trazo imaginado con delicadeza casi imperceptible, se vuelve grueso, político, de armas tomar. Es que hay una Santa que puede resguardar en ese salto a la desclasada.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Descolecho + No Hay té de ceylán!

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad