Lunes, 08 de Febrero de 2016

El muerto no apunta a la espectacularidad. Texto, música y danza son improvisadas cada noche bajo un marco de “ronda sagrada”, con el único fin de celebrar, en comunión, historias vividas por otros. Viajamos por diferentes brazos del extenso río de la improvisación, para darle forma a este muerto que trae retazos de historias sacadas de cualquier parte, historias e historias que se entremezclan, junto al son de los tambores y el andar de bailes inventados.

Este espectáculo formó parte del evento: 1° Festival Belisario Teatro





e-planning ad