Viernes, 04 de Noviembre de 2016

De Gustavo Lista

UN REMOLINO QUE ALIVIA Y MATA, TODO EMPIEZA Y TODO LASTIMOSAMENTE TERMINA

Brazos Quiebran, está situada en el sótano de una lavandería ordinaria. Su dueño ansioso de progreso, el encargado detallista y nostálgico y dos inoperantes peones la habitan. La presencia y la ausencia provoca en estos hombres la ruptura constante de sus rutinas.
La presencia de nueva maquinaria, de juegos propios, de amor escondido, de pasados perversos y presentes magullados; la ausencia de afectos, de inteligencia, de experiencia, de sentidos... los sumergen en un remolino donde se tararea a cada momento la canción que alivia y mata, la misma canción de siempre donde todo empieza y lastimosamente todo termina.

Este espectáculo formó parte del evento: 1° Festival Belisario Teatro

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad