Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Jorge Gusman

Los fantasmas de los años 70 vuelven para liberarse del trauma de la historia.

Un espectáculo performático que fusiona imágenes fílmicas, música y teatro.

La obra refiere al período de nuestra historia que transcurre entre 1972 y 1976. Combinado con material documental de la época se va desarrollando primero en la Sala de Representantes, luego en el patio y finalmente en el teatro de este histórico lugar que es la Manzana de las Luces.

Una puesta en escena que se nutre de diferentes lenguajes: los gestos, las posturas y los movimientos del cuerpo; el texto, las luces, las imágenes fílmicas, la música y otros materiales físicos. Dos planos simbólicos distintos. Dos realidades en una relación dialéctica. La objetividad histórica de lo documental fílmico a modo de coro griego y el aquí y ahora de la representación teatral a través de la figura del actor.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad