Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Gabriel Calderón

Texto comisionado por Le Théâtre des Quartiersd'Ivry- Paris- Francia

Obra producida por Programa para el Fortalecimiento de las Artes de la Intendencia de Montevideo

Serie de las Obras fantásticasVol IV

Hay quienes piensan que el tiempo lo cura todo, calma las aguas, soluciona losproblemas. Pero, ¿y si el tiempo tuviese el efecto contrario? Tal vez lo tiene y nonos damos cuenta. Esta es la historia de una muchacha con un dolor que se hacía mas fuerte con el tiempo, una necesidad que se profundizaba con el pasode los días y un problema que explotaba en la cara de todos aquellos que no queríanescucharla.Esta es la historia de una familia que se reencuentra en una navidad después demucho tiempo, mucho, mucho, mucho tiempo.

Una obra sobre la confusión y el dolor

La obra está separada entre escenas del pasado y del presente intercaladamente.La propuesta apunta a que el espectador reconstruya todo el tiempo la información que tiene sobre los personajes y las historias que los unen.Si bien temáticamente, la obra transita aspectos de la historia reciente del país,como la dictadura y sus consecuencias, su interés no radica exclusivamente en ello,sino, más bien, en ofrecer una mirada sobre la situación actual.Exponer una atmósfera de confusión y caos que existe sobre la dictadura se vuelvetan importante como recordar y denunciar sus crímenes.¿Quiénes fueron los culpables? ¿Cuándo empezó todo? ¿Quiénes participaron? ¿Qué rol cumplió la sociedad civil? ¿Qué roles ocupaban los ciudadanos de a pie?¿Hubo una guerra o no? ¿Se podrán superar estos traumas? ¿Se deben superar?Preguntas enormes con respuestas esquivas, pero que no deben confundirse conla voluntad de algunas partes interesadas, de esquivar la pregunta.

La Pentalogía

"Uz - el pueblo-" "Or- tal vez la vida sea ridícula-" "Ex -que revienten los actores-". Faltan escribir "In" y "At". Todas partes de una reflexión más grande. Partes individuales, historias no conectadas, relatos originales que buscan sin embargo, respirar un mismo aire: el de la irrenunciable libertad a preguntar, reírse y llorar sobre todos los temas que nos son urgentes.

Los elementos de ciencia ficción, se aplican exactamente al pensar en esta pentalogía como un género de obras fantásticas. Para que se aplique el género de la fantasía tal cual lo entiendo, un elemento fuera de lo ordinario - extraordinario- debe irrumpir en un modelo ordinario. Este elemento puede ser fantástico, no real, inexistente, perteneciente a un modelo totalmente diferente, y que bajo su irrupción produzca un profundo trastorno en el devenir del relato.

Ciencia ficción e historias actuales, depositadas en células sociales como la familia, el pueblo, la pareja, con el fin de movilizar nuestra opinión y tocar , si todo sale bien, aquellos espacios sólidos de nuestra opinión que necesitan, de vez en cuando, ser puestos en duda. ¿Qué es sino la Ciencia Ficción, sino poner en duda aquello que creíamos seguro, nunca sucedería? Una suerte de pregunta eterna que se repite bajo diferentes lenguas, en diferentes formas, en diferentes escenarios. Los únicos que cambiamos somos nosotros.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad