Sábado, 05 de Noviembre de 2016

De Marina Castillo Blanco, Ezequiel Matzkin

¿Qué sucedería si decidiéramos desprendernos de todos los objetos que acumulamos durante nuestra vida y circuláramos en los márgenes del consumo?

Un día, siendo tan solo una niña, Trinity, le informó a su afrancesada Madre: “No volveré a sonreír. A partir de allí, todo fue desprendimiento para ella.

Comenzó a deshacerse, uno a uno, de todos los objetos que la rodeaban. La obsesionaban. La atormentaban. Y se encerró por largos años en aquella habitación, el único bien familiar que no había sido rematado. Cuando acabó con cada objeto, se encontró con ella misma

Mediante los interrogantes de Trinity y el relato de sus sinsabores, afloran las cuestiones del ser y del tener.

La obra indaga sobre la dependencia que genera el mundo material actual e invita a imaginar la posibilidad de vivir sin aquellos elementos que nos rodean cotidianamente.

¿Qué nos vuelve más dependientes y cautivos; y qué nos acerca a la autonomía de poder ser sin intermediaciones ni máscaras, para llegar hasta el corazón de nuestra propia existencia y sentirnos un poco más libres?

  • Las lagrimas que me trague I Trailer de la obraLas lagrimas que me trague I Trailer de la obra

Este espectáculo formó parte del evento: Festival Escena 2012

Duración: 50 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad