Jueves, 03 de Noviembre de 2016

De Charles-Ferdinand Ramuz

El argumento, de inspiración faustiana, está basado en un cuento popular ruso.

Estrenada en septiembre de 1918, tan sólo unos meses antes de terminar la primera guerra mundial.

Es un espectáculo donde, de la mano musical de Stravinsky y los textos de Ramuz, se desarrolla una historia teatral acompañada de danza moderna al estilo de la genial Isadora Duncan.

Narra la historia de un soldado, que de regreso a casa, se encuentra con el diablo que le engaña para que le cambie su violín- alma por un libro que predice el futuro. El joven se queda, a instancias del diablo, tres días con él, pero cuando regresa a su pueblo ve que ya nadie lo recuerda.

Triste y abatido se retira y amasa una gran fortuna merced a los poderes del libro.
Pasado un tiempo se da cuenta que todo eso es inútil. El Soldado quiere recuperar su antiguo violín, pero ahora es incapaz de tocar su instrumento. Esto le lleva nuevamente a la desesperación y decide abandonarlo todo para retomar el camino y empezar de cero.

Llega a sus oídos la posibilidad de salvar de su letargo a la hija de un rey, el cual ofrece su mano al que logre curarla. Cuando se decide, el Diablo vuelve a cruzarse en su camino.

Tras vencer al Diablo, logra curar a la princesa y cuando todo parece que se va a arreglar, el Soldado se aventura demasiado en el camino y de nuevo cae en la trampa del Diablo.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad