Viernes, 15 de Enero de 2016

De Paulo Cardozo

Invadidos y atravesados por las nuevas tecnologías, de instantáneas inconexas, cuenta algunas historias con una puesta en escena traída del mundo de los sueños. Lo onírico se parece a lo absurdo: ilógico, irreal, atemporal. Una invitación a la reflexión sobre los fenómenos de la nueva comunicación que pueden hacer perder el encuentro cara a cara y transformarnos en hombres islas.





e-planning ad