Lunes, 18 de Enero de 2016

De Alberto Serruya

Acabas de cumplir años y todavía guardas la gracia deseable de la hermosura, estamos juntos y te amo más que nunca. Hace poco me he vuelto a enamorar de vos y llevo en mi seno, de nuevo, un vacío devorador que sólo colma tu cuerpo apretado contra el mío.

Sobre el sentido que construye esta carta, y basada en un hecho real-, Los puros recorre el itinerario de una pasión e intenta responder a esta pregunta: ¿cuáles son los límites del amor?





e-planning ad