Martes, 08 de Noviembre de 2016

De Gonzalo Eduardo Villanueva

Luego de sus comentadas puestas de "Vitriol" en el edificio Barolo y "Luminare", ahora el dramaturgo Gonzalo Villanueva apuesta por una comedia fantástica.

Domingo de enero en una pequeña playa de la costa atlántica, apartada de los centros balnearios. Tres grupos de bañistas han ido a pasar el día y esperan un eclipse total de sol, anunciado para la tarde. Clemente y Teresita, matrimonio de edad avanzada; Luli y Fernando junto a la mamá de éste, Clara; Antonio, Valeria y Bernardo, hijo de Valeria, con su amigo imaginario, Azul. La tarde pareciera pasar sin sobresaltos pero la aparición en la costa rocosa de un animal marino modificará a cada uno de los personajes. Es un monstruo, un espécimen sin identificar, un arma biológica. Clara asegura que es una sirena. "Las sirenas no existen", responden casi todos.

El hombre frente a la naturaleza y sus misterios. Un hecho extraordinario que rompe las convenciones y el "sentido común" y los obligará a repensar su destino como habitantes del mundo.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad