Martes, 18 de Octubre de 2016

Los viernes de agosto y septiembre a las 21.30 hs. se presentará en el Museo Evita -Lafinur 2988- "Eva, un recorrido", una intervención coreográfica creada y dirigida por Andrea Castelli.

"Eva, un recorrido" es un collage de momentos relacionados con la organización temática y cronológica que el ámbito ofrece y que se articula con la conmemoración del 60º aniversario del fallecimiento de Eva y los diez años de la creación del Museo.

La performance se propone como una visita guiada, a través de la danza, por la intensa época de quien fuera nombrada Jefa Espiritual de la Nación. Invitado por un elenco de actores y bailarines, el público -no más de 40 espectadores por vez- será conducido por las diferentes salas del Museo donde se presentarán diferentes cuadros coreográficos.

Se utilizarán temas del repertorio popular argentino: tangos, valses, milongas y fox trot, algunos rescatados de injustos olvidos y prohibiciones y versiones de marchas y cantos populares dedicados a Evita. El vestuario acompaña el estilo de de la época, con reminiscencias de los diseños lucidos por Eva.

"Eva, un recorrido" consiste en la puesta en valor del espacio a partir de la intervención coreográfica utilizando los diferentes géneros que las danzas populares ofrecen de la mano de la figura de una mujer emblemática para la vida política, social y sentimental de la Nación.


Sobre la modalidad de intervencion coreográfica

La coreógrafa Andrea Castelli es especialista en intervenciones artísticas en espacios públicos y trabaja sus obras en sitios que tengan una fuerte impronta histórica. Su trabajo se propone integrar, a través de la intervención del espacio, dos artes que se oponen en sus materialidades: la danza, efímera, y la arquitectura, con su impronta de eternidad. Esto conlleva a la indagación de las posibilidades que el espacio brinda, en su particularidad, a la creación coreográfica.

El cruce entre el espíritu volátil de la danza con la solidez y permanencia arquitectónica de los lugares plantea dos desafíos muy claros. Por un lado, los espacios demandan una economía en los desplazamientos e implican compartir el espacio escénico propiamente dicho con el espectador. Por otro lado, se modifica radicalmente la situación del espectador, al que se despoja de su lugar de pasividad proponiéndole tomar parte activa en el recorrido visual, agregando el cuerpo del espectador como un volumen mas en el espacio escénico.

Clasificaciones: Danza - Teatro, Adultos




e-planning ad