Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Facundo Agrelo

Una pareja sobrelleva su devenir sujeta a un único rito diario: sentarse cada hora frente al televisor para ver los títulos de los noticieros. Así, sin estridencias, vive inmersa en un mundo de accidentes, crímenes, anécdotas vecinales y denuncias políticas, tomados de programas y flashes informativos. Con eso le basta para darse por satisfecha.
Pero un día el televisor deja de funcionar.
Lo que sigue es una suerte de espejismo, una sucesión de visiones nubladas que se van desplegando en espiral hasta parecerse demasiado a una pesadilla. ¿Qué sucede afuera? ¿A qué o a quién recurrir?
De a poco, y a falta de su rito diario, él y ella comienzan a echar mano a cuanto encuentran para entender qué ocurre a su alrededor. Y así, a retazos, se forman una nueva idea del mundo. Pero ¿qué clase de idea?
Y más, ¿de qué clase de mundo?

La obra
Un hombre muere al otro lado del mundo es una obra que, en tono de comedia dramática, reflexiona sobre el lugar que los medios tienen en la construcción de subjetividad y se pregunta cuál es el alcance de las cosas que nos incumben.
Un hombre muere al otro lado del mundo ganó el Premio Casa de Teatro, en República Dominicana, fue editada por Casa de las Américas y fue invitada a participar en festivales internacionales, antes de su estreno en Buenos Aires.

Este espectáculo formó parte del evento: Festival Escena 2012

Duración: 70 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad