Domingo, 16 de Octubre de 2016

Dos bailarines, un reemplazo y un coreógrafo investigan cómo representarán la muerte en su próxima pieza. La obra propone reflexionar sobre el límite de lo representable con lo que se presenta, con lo que se duplica, con lo que se repite y con lo que se ausenta de la escena. Los cuatro desconocen la experiencia de estar muertos, pero tienen un guión en el que están previstos algunos intentos; otros surgen del ensayo. Los intérpretes son confrontados con la escenificación de la muerte como una instancia en la que se evidencia un vacío, una pregunta: una dirección difícil de encarnar.

Este espectáculo formó parte del evento: III Festival Internacional CoCoA 2012
Este espectáculo formó parte del evento: Bienal Arte Joven Buenos Aires
Este espectáculo formó parte del evento: El vuelco

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad