Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Blas Arrese Igor

Inspirada en la infancia, el amor, la muerte, la violencia, loanimal y lo cultural,la obra es una historia no linealque está atravesada por una poética circensedistorsionada, generando así una estética propia y singular.

Consta de “momentos” o “números” que, como ocurre en los espectáculos de circo, no tienen relación directa entre sí, pero que juntos conformanun relato común que no pretende seguir una lógica teatral clásica de narración.

El elenco está conformado por cantantes, actores, músicos y también hay una actriz pequeña, un perro y un pony, que trae de manera cruda lapresencia de lo animal, metáfora inicial que funda la obra.

Escrita y dirigida por Blas Arrese Igor, Casa Niña Jabalí nació a partir de una convocatoria delCentro de Experimentación y Creación del Teatro Argentino de La Plata (TACEC), para participar del Ciclo 2012 de La Plata Arde.


Cómo se gestó la obra

Casa Niña Jabalí surgió a partir de una convocatoria del Teatro Argentino (TACEC) (sala curada por Martín Bauer) para participar del Ciclo La Plata Arde 2012.
A principios del 2011 tuve acceso a un material que me afectóde manera muy particular. Llegó a mis manos un video casero donde se veía a cincohombres internándose en un campo de la provincia de Buenos Aires con unobjetivo doble: cazar a un jabalí viejo para comerlo y apropiarse deuna de sus crías para ser llevada como mascota a la hija de uno de los cazadores.

El material me generó algo muycontradictorio: en medio de las imágenes truculentas se veía a la niña contenta y rebosante de ternura ante la idea de poder criara un cerdito bebé.

Eso me llevó a una asociación directa con la literatura y eluniverso infantil: en los cuentos para niños conviven el horror (huérfanosmaltratados, princesas acosadas por brujas malignas que las castigan y tratosinfantiles horrorosos) y la candidez de la fantasía del mundo de los sueños,los animales encantados y del amor que parece triunfar moralmente ante el mal.

De allí comencé a escribir un texto inspirado en la infancia, el amor, la muerte, la violencia, loanimal y lo cultural…..todo esto atravesado por una poética circensedistorsionada.

La obra consta así de “Momentos” o “Números” que, como ocurre en los espectáculos de circo, no tienen relación directa entre sí, pero que juntos conformanun relato común, relato que no pretende seguir una lógica teatral clásica oaristotélica de narración.

Para generar la obra, fueron convocados cantantes, actores y músicos.

También me pareció pertinente que en escena haya una actriz pequeña (niña que apareceen el video de la cacería) y un pony, que trae de manera cruda lapresencia de lo animal, metáfora inicial que funda la obra”.


Blas Arrese Igor, agosto de 2012

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad