Miércoles, 26 de Octubre de 2016

De Carlos Diviesti
Delicia Sanjurjo y Wenceslao Valiente son suegra y yerno. Perro y gato, o gato y perro, según el ingenio popular. Pero Delicia, la mamá de Lucía, la esposa de Wenceslao, quiere a su yerno, y Wenceslao, el marido de Lucía, la hija de Delicia, quiere a su suegra. Es que a veces las relaciones humanas son muy complejas y no se limitan a lo establecido, más aún cuando uno está resfriado. A lo mejor son cosas que olvidarás mañana, pero hoy dan que pensar porque el cielo está nublado y el nene vuelve del colegio. Cosas que olvidarás es una comedia sentimental o, como hubiera dicho Tennessee Williams, una comedia de recuerdos. El recuerdo es la base de esta historia de olvidos involuntarios, olvidos que impulsan la vida hacia delante y que rara vez vuelven a la superficie, recuerdos que se articulan en palabras que apenas si uno mismo puede escuchar. Es una comedia trunca como un ciprés a punto de ser talado en la vereda de enfrente, y una receta para aquellos alimentos que uno ni se acuerda que tiene en el freezer. Y también es una pieza que reclama, con el mismo tono de un disco de pasta, la memoria de la esperanza cuando la esperanza es lo último que se ha perdido.




e-planning ad