Martes, 18 de Octubre de 2016

De Mauricio Kartun

Compañía: La Coja

En su delirio alquímico, los hombres no han parado de intentarlo: apresar en un objeto, en una cosa, el cuerpo del deseo. La búsqueda utópica de su soporte perfecto. Su registro quieto en una foto. Palabras que lo proyectan desde un libro. Una grabación de su voz. Un dibujo. Fantasía de mantener inalterable una imagen transmitida a la cabeza del amante. Perfecta. Sin el deterioro del tiempo ni la vulgaridad cotidiana de la relación. La carne deseada mantenida lejos de su propia carne. Olvidando, claro, que la carne duele. Que sufre.
De algo así creo que se trata esta pieza.
Nada que no haya intentado desde siempre la dramaturgia. El texto teatral es la pornografía del teatro. Su quimera de encerrar en un objeto provocativo, obsceno e indeleble –la obra– aquella carne viva de la representación. Tal vez por eso este intento –tardío– de un autor teatral de consumar al fín. De alcanzar por vía de la dirección un auténtico acceso carnal a su propia escritura. De montarla. De ponerla. De debutar ni más ni menos. Gracias por esto a Manuel, a Roberto y a Verónica que desinteresadamente expusieron sus cuerpos al asunto durante tanto tiempo.

Este espectáculo formó parte del evento: XX Fiesta Nacional del Teatro Rio Negro 2005
Este espectáculo formó parte del evento: Fiesta del Teatro de la Ciudad de Buenos Aires 2004
Este espectáculo formó parte del evento: Festival de Teatro Rafaela 2005
Este espectáculo formó parte del evento: V Festival Internacional de Buenos Aires

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad