Viernes, 29 de Enero de 2016

Esta producción surge del maestro Julio Cordero que hizo un bipersonal (una obra de dos actores) para rendir homenaje a dos clásicos del teatro latinoamericano de títeres: ‘El Infierno’ y ‘El casamiento de doña rana’.

En el primero, la muerte lleva por equivocación el alma de un payaso al infierno, pero este con su alegría y piruetas se salva de la furia del diablo. En cuanto a ‘El casamiento de doña Rana’ muestra la interrupción de la boda de dos ranitas, pues la novia es raptada por una araña, cuya maldad y envidia son vencidas finalmente por la fuerza del amor.





e-planning ad