Viernes, 07 de Octubre de 2016

Nunca volverás a estar en paz. A Ezequiel, ejecutivo de una “Compañía”, le han encargado que diseñe un “Proyecto”, en el que no importan demasiado los “daños colaterales”. Este es el disparador de una historia de suspenso, intrigas y traiciones; donde la realidad, el delirio y los sueños se entretejen en la lucha por el poder. Una trama que garantiza suspenso hasta el fin, en la que ni los sentimientos ni el deseo cuentan, y solo es posible cumplir con el mandato escrito. Una obra ingenua y al mismo tiempo pretenciosa, que sin embargo conmueve profundamente. Planteada desde el entrecruzamiento de lo onírico con lo real, la puesta inquieta desde el comienzo, y los cambios abruptos de clima mantienen al espectador en vilo hasta el desenlace. Las preguntas que nos plantea: ¿Qué somos capaces de hacer en la lucha por el poder? ¿Hasta dónde nos atreveremos a llegar? ¿Cuál es el límite? ¿Es posible bajarse de la historia, o solo podemos hacer lo que esta escrito?




e-planning ad