Jueves, 27 de Octubre de 2016

De Jesica Orellana

Doce de la noche. Taconeo de pasos alterados. Se escucha el revuelo trepidante de los cuervos nocturnos. Justo a las doce de la noche. Se ve la sombra de una mujer acelerada, se enreda en el vestido, tropieza y cae. Gritos. Inesperadamente una segunda sombra le tapa la cabeza con una bolsa color verde. Justo a las doce de la noche.

Este espectáculo formó parte del evento: Las 100 Horas de Teatro. Edición 2013

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad