Sábado, 01 de Marzo de 2014

Si la soledad se convierte en consejera el disparate puede ser el resultado. La relación de dos hermanas aferradas a la casa familiar se convierte en una catarata de enredos que tiene a Beatriz como gran titiritera cuando la emancipación de su hermana Cristina se hace inminente. ¿Qué más? Un ex novio bien dispuesto que une lo útil a lo agradable. En suma una comedia donde la risa brota cuando el público no puede evitar ser cómplice.