Sábado, 16 de Enero de 2016

El punto de partida de esta experiencia fue un espacio. Simultaneidad y vista parcial fueron las primeras pautas. Siempre algo que no se ve, que debe completarse, intuirse. Y también elegir qué ver. Qué se negocia entre lo interior y lo exterior, lo cerrado y lo abierto, lo privado y lo público? El dispositivo entonces tiene que ser rodeado por el espectador y en la simultaneidad perder algún momento para editar una propia versión de los hechos. Pero espiando, transgrediendo. Esto condujo a imágenes de una familia y a espiar su intimidad, sus soledades y violencia. La posibilidad de distintas versiones de una historia. Qué pasó en realidad? Cuál es la verdad? Sábado a la noche, la familia está cenando, se escuchan por una radio vieja las noticias del día y una melodía lejana, tal vez algún vecino esté tocando el piano.

Este espectáculo formó parte del evento: TODO X $3, una semana de teatro para acabar con el año





e-planning ad