Domingo, 26 de Junio de 2016

De Bernard Marie Koltés

Por primera vez se presentará en el Teatro San Martín un texto de Bernard-Marie Koltès, uno de los primeros exponentes del así llamado “teatro posmoderno”. Se trata de una obra que remite, como su título lo indica, a la figura y a la producción del gran escritor norteamericano, Jerome David Salinger (Nueva York, 1919 – Cornish, Nuevo Hampshire, 2010), a quien Koltès admiraba. En ese sentido, la pieza mixtura rasgos literarios y teatrales; el mismo dramaturgo la define como “una obra novelística”.

A partir del suicidio de El Colo -un joven de gran inteligencia y talento- se presenta a su extraña familia por un lado, y a Carola, quien fuera su esposa, por otro. La acción se desarrolla en Nueva York en los años ’70. A través de largos monólogos y diálogos poéticos, se va descubriendo una aguda crítica a Estados Unidos; el foco está puesto en la idiosincrasia norteamericana y su agresiva política bélica. Sallinger es también un manifiesto contra la guerra en cualquiera de sus formas, al exponer sus consecuencias en el individuo, en la familia y en la sociedad.

El Colo es un hombre que no responde a la imagen del típico norteamericano pero de todos modos debió ir a la guerra -contra Corea- obligado por su país. Es adorado por sus dos hermanos, Leslie -un actor en edad de ser llamado para combatir en Vietnam- y Ana -la menor de los tres, “al borde de un ataque de nervios”-; y por sus padres, Al -siempre con un vaso de whisky en la mano y orgulloso de haber participado también de una guerra- y Ma, de “mirada dramática y gran delantal”. El Colo es destacado como un intelectual excepcional, pero se casa con una mujer absolutamente común, “con mucho lápiz labial”, que también lo adora. Mezclándose los planos de la vida y la muerte y distintos niveles de realidad, establecen algún tipo de vínculo con él, que revelará el trauma irreversible que la guerra ha causado en todos.

El Nueva York de Koltès y el Nueva York de Desveaux

“El Nueva York de Koltès es un Nueva York literario. Es el territorio de la escritura y de las historias. Es también el de una fantasía común donde podrían cruzarse Taxi Driver, Coltrane, Basquiat, el chumbo del inspector Harry.

En cuanto a mí, mi álbum neoyorquino se parece más o menos a esto: los travellings y los planos secuencia en blanco y negro de Raymond Depardon, mi estadía en Harlem en la calle 125, no muy lejos de la mítica sala Apolo, Philip Roth, Cassavetes y El Asesinato de un Corredor de Apuestas Chino, los policías con uniforme, Pollock en el Whitney Museum, una filmación con el director de cine Santiago Otheguy, Kerouac, el Gershwin Hotel, las fotos de Robert Frank, Strawberry fields, la imagen de una ciudad erótica donde se tiene sexo, se fuma, se toma...”

Paul Desveaux

Sallinger y Buenos Aires

"Existen siempre dos razones a la hora de elegir un texto: una, que podríamos calificar de 'razonable' y la otra, más interesante para mí y que relaciono con un enamoramiento.

Tengo una larga historia con este texto. Primero interpreté el rol de Henry en mi época de actor. Fue un inmenso placer contar cómo son las chicas bajo la luz roja, anaranjada y azul. Más tarde, montamos junto a Céline Bodis parte de la obra, como proyecto de investigación, basado en la relación entre teatro y coreografía. Durante esa experiencia, entendí hasta qué punto el texto de Koltès, a pesar de sus influencias cinematográficas, se asemejaba a un poema dramático y a una poética del deseo.

Y ahora, después de haber montado Hasta que la muerte nos separe de Rémi De Vos en Buenos Aires, el Teatro San Martín está interesado en esta obra y en este proyecto. Buenos Aires es, sin duda, el mejor lugar para volver a atravesar la obra de este poeta. No sólo porque los actores argentinos conocen poco los textos de Bernard-Marie Koltès y que por tanto trabajaríamos en territorio virgen, sino también porque estos mismos actores tienen una energía, una precisión, una locura particular en el cuerpo, que responde a los sentimientos trágicos que atraviesan la obra."

Paul Desveaux

Duración: 120 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad