Miércoles, 27 de Enero de 2016

De Alejandro Tantanian, Jan Philipp Possmann

Trabajo comisionado por el Nationaltheater Mannheim, Alemania.

Sobre el espectáculo

El espectáculo pondrá en escena una suerte de conferencia científica destinada a un público curioso. El espacio evocará un auditorio académico. Sobre el fondo de la escena una gran pantalla de proyección dividida en secciones: parece, claro, también una gran vitrina. Una mesa de enormes dimensiones domina el espacio. Allí se sienta nuestro conferencista. Y se dirige al público.

La conferencia versa sobre la luz y la sombra. Y no sólo se circunscribe a la óptica o a las ciencias naturales, también se abisma en la psicología y lo esotérico. Todo pareciera indicar que nuestro conferencista está obsesionado con el tema. Nos enteramos que no es científico de profesión, sino más bien por inclinación y fascinación por su objeto: la sombra. Tal vez sea un charlatán. Lo que sí es evidente es que a medida que la conferencia avanza su tono neutro empieza a desaparecer y su discurso se inunda de emoción.

Descubrimos, con cierto horror, que nuestro conferencista ha perdido su sombra. Y que eso, claro, se ha transformado en obsesión.

Promediando la conferencia hay una pausa. Y luego de la misma el conferencista es otro. El cuerpo que está ahí no es el de antes. Sin embargo la conferencia continúa como si nada. Empezamos a sospechar que quien está frente a nosotros es la sombra del primero. ¿O este es el hombre y aquel que vimos al comienzo su sombra? Del otro lado de la pantalla, encerrado del otro lado del espejo, está nuestro primer conferencista: permanece allí - tal vez para siempre.

el título

El título del espectáculo proviene de una de las más famosas arias de Händel perteneciente a su ópera Xerxes. La sombra es un tema recurrente dentro de la ópera barroca y muestra, por lo general, el lado más sentimental y sombrío de un personaje.

Las fuentes:

fuentes musicales

Varias arias pertenecientes al período barroco así como el ciclo de canciones Frauenliebe und Leben de Robert Schumann y Adalbert von Chamisso son fuentes musicales así como estructurales del presente trabajo.

fuentes literarias

El hombre que perdió su sombra de Adalbert von Chamisso y La sombra de Hans Christian Andersen funcionan como intertextos del espectáculo.

Para el material científico se utilizarán textos del siglo xix de, entre otros, Schubert, Humboldt y Schlegel, así como textos científicos sobre la óptica.

fuentes de inspiración visual

Tomamos algunas novelas gráficas como inspiración formal: From Hell de Alan Moore From Hell y Agujero Negro de Charles Burns. También la película Peur (s) du noir (Fears of the dark) nos ha servido como material de trabajo y gran parte del cine expresionista de los años 20 y el film noir de la década del 40.

el espacio

El espacio recoge la tradición barroca del gabinete de curiosidades o Wunderkammer. El Wunderkammer puede ser visto como precursor del museo y de la colección científica. Los objetos incluidos en un Wunderkammer pueden provenir de diversos campos como la historia natural, la etnografía, la devoción religiosa, el arte y los instrumentos científicos. En la "era del asombro", como el período barroco suele autodenominarse, la fascinación por lo raro y oscuro era central. En el siglo xix bajo el amparo del (post-) iluminismo las exposiciones universales reemplazan al Wunderkammer pero heredan su fascinación.





e-planning ad