Lunes, 16 de Enero de 2017

De Jose Luis Espada
Un juego.
Una partida, un golpe de dados, la cifra.
Enumeración de circunstancias, un asesinato, un sillón y la lamparita que se quema.
Tratar de seducir a la muerte y no redimirnos; alcanzar el espanto y resucitar puntualmente.
Caen las hojas como cuchillos, como lluvia de muertes inconclusas, como manos del viento que en sueños acarician y matan hasta que despertamos a los crímenes de invierno.

Reservas al 4566-3111




e-planning ad