Sábado, 16 de Enero de 2016

De Esther Díez

Tras muchos años sin verse, tres amigas descubren que antes sabían todo de sus amigas... y ahora no saben nada…. Y tampoco saben si quieren saber...

Ocultar

Tras muchos años sin verse, tres amigas descubren que antes sabían todo de sus amigas... y ahora no saben nada…. Y tampoco saben si quieren saber...

A veces ocultamos nuestra auténtica vida debajo de máscaras que nos ayudan a seguir el día a día, olvidándonos de lo que de verdad importa, como por ejemplo, reencontrar viejas amigas del Instituto, con las que antes compartías todo y con las que ahora no te une nada... ¿o quizá sí?

Como un antiguo juego de recortables, donde ponemos a las muñecas vestidos que sólo cuelgan y que el mínimo descuido se pueden caer y se muestra la desnudez, la verdad. O como en una orquesta, donde el sonido total es armónico, todos los instrumentos son necesarios porque todos tiene su cometido y si quitamos uno de ellos, ya nada suena igual. Aunque sean unos crótalos, pequeñitos, sí, pero con un sonido tan nítido, que, si te esfuerzas puedes oirlo, como tu corazón. Sólo tienes que querer oírlo.





e-planning ad