Jueves, 21 de Enero de 2016

De Lucrecia Carrillo, Nerio Tello

A partir del sábado 6 de Octubre en PAN Y ARTE, Boedo 878

"Siesta" parte de un suceso real: en marzo de 2010, una mujer campesina murió frente a las topadoras que intentaban arrasar con una zona del monte santiagueño. Eli Juárez tenía 34 años y vivía en San Nicolás, a 60 kilómetros de la capital provincial. Este caso es uno entre una veintena que sufrió en los últimos años el campesinado de Santiago del Estero. "Siesta" es una propuesta teatral que intenta acercarse a ese mundo de sueños pequeños.

Mediante la Resolución N° 10/2012 de la Secretaría de Cultura de la Nación se declararó de Interés Cultural a la obra de teatro "Siesta". Además "Siesta" fue ganadora del Subsidio para Producción de Obra otorgado por el Instituto Nacional del Teatro y antes de su estreno, su protagonista fue invitada para dar una charla sobre la creación de la obra en el Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos, DERHUMALC.

Fue preestrenada en el Teatro del Ángel, propiedad de la actriz Patricia Palmer, en el barrio de Palermo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y recibió excelentes críticas por parte del sitio especializado "El Circuito de Teatro" quien dijo de la obra:

"Siesta es una explosión de sucesos atractivos que no dan descanso a los espectadores. Las topadoras vienen, los vecinos resisten el avance, los animales de granja y los pájaros nos dibujan el día, los grillos y la luz de la luna nos hacen la noche, y Lucrecia Carrillo, con una economía gestual que encandila, encarna a todos los personajes, cada uno con su particularidad, de un modo que da ganas de ponerse de pie y aplaudir en medio de la escena. Sin más que una luz que se modifica o la rotación de su cuerpo logra cambiar de estados, de tono de voz, de cantito y hasta de sexo. Puede traducirnos al lenguaje teatral la conversación entre dos personas que se aman y tienen que estar separadas, entre una madre y su hijo o entre una granjera y sus gallinas.
La tensión en las diversas escenas, sostenida por la excelente dramaturgia de Tello, nos permite a los espectadores imaginar un hábitat muy diferente a la porteña y disfrutar de un texto riquísimo en expresiones y giros del lenguaje.
De ahí el inmenso valor de la obra: el del rescate de unos términos poco frecuentes para el público, el de la exaltación de unos modos de vida lejanos y el de la narración oral de un suceso que se alza por encima de todo(.)"

  • Vidala para mi sombra - Peteco Carabajal y Mora Martinez para la obra Siesta de Lucrecia CarrilloVidala para mi sombra - Peteco Carabajal y Mora Martinez para la obra Siesta de Lucrecia Carrillo
Duración: 55 minutos




e-planning ad