Domingo, 17 de Enero de 2016

-Testimonio-

Esta palabra proviene una terminología netamente Argentina, es la forma más vulgar y ordinaria de decir: vagina. Pero una conchuda no es precisamente una mujer con la vagina grande, como cualquier extranjero podría a deducir dado el caso.

Una conchuda es mucho peor que eso, es nada más y nada menos que en dos palabras el sinónimo de: mala persona.

Dentro del concepto podemos ramificar a esta "bazofia" como una mala amiga, mala pareja, mala compañera, mala vecina, mala, mala, mala, mala en todo sentido, por donde se la mire. Ya que no solo es una aprovechadora, interesada, oportunista, codiciosa, ambiciosa, envidiosa, celosa, desconfiada, egoísta, traidora, ingrata, infame, siniestra, antipática, sin vergüenza, infiel, competitiva, desagradable; sino que también puede ser tu mejor amiga, tu hija, tu hermana, tu vecina, tu esposa!

No existe un detector de conchudas y lo peor de todo es que hay que moverse con mucho cuidado, porque estas minas suelen ser muy seductoras en principio, te envuelven, te fascinan, te conquistan y una vez que lo logran será muy difícil apartarlas de tu camino, por que ellas perseveran ante la malicia.

Duración: 50 minutos




e-planning ad