Lunes, 06 de Febrero de 2017

De Paolo Sambrini

La rutina o la repetición, el desgaste de lo secuencial de cada día, el HD y la banda ancha. La cebolla mal cortada, la llegada después de hora y los mensajes de texto. El beso de las buenas noches, el de los buenos días y el de las buenas tardes; las películas de domingo por el cable, las chancletas, el rodete, la crema anti-age. El trabajo, las vacaciones compartidas, la división de los gastos y las tareas de la casa. La dieta, los permitidos, los cupones de descuento, la suegra, el sobrinito, los dolores de cabeza y la tapa del inodoro ¿Carpa o hostel? ¿Playa o montaña? ¿Pasillo o ventanilla?...

¿Sigo o ya se entendió?

Dos personajes. Una rutina que se instala y una relación de pareja que empieza a terminarse. Un espectáculo multimedia que nos muestra, a través de diferentes lenguajes, los típicos miedos e inseguridades que experimentamos frente a la determinante promesa de estar juntos para siempre. ¿Para siempre? ¿No será demasiado?...

"¿Y si un día me levanto y ya no te quiero?"

8 únicas funciones en Buenos Aires de la obra que nos identificará a todos. Porque ni siquiera somos capaces de saber si vamos a tener hambre dentro de media hora. ¿y pretenden que sepamos lo que vamos a sentir por el resto de nuestras vidas?


  • ¿Y si un día me levanto y ya no te quiero?¿Y si un día me levanto y ya no te quiero?
Duración: 60 minutos
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad